Granja Virgen del Rosario


En nuestras 1.500 hectáreas de regadío vemos crecer los mejores cereales con los que se elabora el alimento de nuestras gallinas.

Estas tierras son enriquecidas con el abono natural que producen nuestras aves, alcanzando cotas de producción de 8.000 kilogramos/hectárea en cebada y 18.000 kilogramos/hectárea en maíz en ciclos anuales.

Granja Virgen del Rosario ocupa una extensión total de 42 hectáreas donde se ubican entre otras:

Almacenes de cereales y fábrica de piensos:
La cebada y el maíz obtenidos de nuestras tierras, se procesan en nuestro núcleo de transformación compuesto de almacenes de cereal, secadero de estos y fábrica de piensos, donde elaboramos, de forma automatizada alimentos de primerísima calidad, destinados exclusivamente al autoconsumo.



Naves de recría:
Con apenas horas de edad, las crías de gallinas entran en este espacio. Distribuidas a través de 4 núcleos de recría, con una capacidad de 1.200.000 aves, se alimentan con nuestros piensos hasta que alcanzan la madurez adecuada para poner huevos de la máxima calidad. Momento óptimo, en el cual las gallinas son trasladadas a las naves de puesta.



Núcleos de producción:
Contamos con dos naves de producción con espacio para 2.500.000 gallinas. Los 400.000 metros cuadrados totales destinados a la puesta de huevos cuentan con espacios especiales adaptados, que garantizan el máximo bienestar de las aves.



Centro de envasado:
Para garantizar su máxima frescura, en Granja Virgen del Rosario recogemos los huevos diariamente. Los huevos puestos son transportados por un sistema de cintas mecanizadas a nuestro centro de clasificación, anulando cualquier contacto manual para garantizar la máxima higiene.

Una vez en la planta de clasificación los productos son envasados de modo automatizado, con la ayuda de la tecnología más puntera. La máquina de lectura láser es capaz de detectar cualquier imperfección del huevo, pesado electrónico, así como sistemas de envasado y gestión de producto para transporte inmediato a su destino.

Nuestro robot de clasificación tiene una capacidad máxima de 180.000 huevos/ hora y 25 líneas de salida de producto distribuidos en producto retractilado, y no retractilado.

En el momento de la clasificación imprimimos en cada huevo y estuche el código de la explotación, el centro de producción de origen y la fecha de consumo preferente. Aquí empieza nuestro proceso de trazabilidad .

Los estuches se introducen en los diferentes formatos de distribución, y a cada formato se le adhiere una etiqueta de identificación con datos de los lotes contenidos y orígenes. Cada etiqueta lleva un código de barras único e irrepetible a lo largo de nuestro proceso de producción.

Los lotes se paletizan de dos maneras:

      1. De forma manual, adaptándonos a los requisitos del cliente.
      2. Automáticamente con nuestro robot de paletizado.

De cualquiera de las dos maneras identificamos cada palet con un código de barras único, que nos servirá para identificar unívocamente en el momento de distribución, huevo y cliente.



Logística:
Un espacio climatizado de más de 6.500 metros cuadrados de extensión donde los huevos son perfectamente protegidos, paletizados y ordenados para su salida inmediata a destino.



Flota propia de trailers:
Nuestra empresa de transportes Esteban Martín es capaz de servir un pedido en cualquier punto de Europa en pocos días, y en cualquier punto de España, en tan solo en un día, garantizando así la máxima frescura de nuestros huevos.



Control para la calidad:
Además de la robótica de control de calidad empleada en nuestro proceso de envasado de huevos, monitorizamos informáticamente las condiciones ambientales de nuestros centros de producción, así como los procesos de trazabilidad de nuestro producto en cualquier instante del recorrido productivo.



Plan de crecimiento y expansión:
En el plan de 2013, Granja Virgen del Rosario tiene prevista la construcción de 5 naves con una superficie de 13.000 metros cuadrados repartidos en los dos núcleos de producción existentes.



EditRegion4